Este pan que yo parto de Dylan Thomas

Dylan Thomas (Gales, 1914 - Nueva York, 1953) es definido siempre como un bohemio borracho. ¿Bueno, y qué? Mientras escribiese cosas como esta:

Este pan que yo parto

Este pan que yo parto fue alguna vez avena,
este vino en un árbol extranjero
se zambulló en su fruta;
durante el día el hombre y por la noche el viento
segaron las cosechas, rompieron el gozo de la uva.

Alguna vez, en este vino, la sangre del verano
golpeteaba en la carne que vestía la viña,
un día en este pan
la avena al viento era alegría,
el hombre rompió el sol, abatió el viento.

Esta carne que partes, esta sangre a la que dejas
sembrar desolación entre las venas
fueron avena y uva
nacieron de la raíz sensual y de la savia;
mi vino que te bebes, el pan que me arrebatas.

Versión de Elizabeth Azcona Cranwell


This Bread I Break

This bread I break was once the oat,
This wine upon a foreign tree
Plunged in its fruit;
Man in the day or wind at night
Laid the crops low, broke the grape's joy.

Once in this wine the summer blood
Knocked in the flesh that decked the vine,
Once in this bread
The oat was merry in the wind;
Man broke the sun, pulled the wind down.

This flesh you break, this blood you let
Make desolation in the vein,
Were oat and grape
Born of the sensual root and sap;
My wine you drink, my bread you snap.

P.D.: Qué poco fotogénico que es uno.
P.D.2: Tiene una lectura cristiana... pero yo prefiero la lectura sensual, amatoria.

3 comentarios:

Isa S.B dijo...

Porque como bien dice el poeta Thomas ' en un poema, la parte mágica es siempre accidental'
Saludos y gracias por compartirlo, me quedo con la magia de
'Man in the day or wind at night
Laid the crops low, broke the grape's joy.'

Sintagma in Blue dijo...

Porque todo es un cúmulo de pasados.

Max Verdié dijo...

¡Anda!

¿Y el concurso Dylan-Dylan?

Corrección

Es voluntad de este blog no contribuir a la decadencia del idioma, así que si alguno de los asistentes encuentra una falta de ortografía o incorrección en los textos, por favor que hable ahora y no calle para siempre. Llámenme la atención en las correspondientes entradas.

Gracias por su visita