Que escribas de vez en cuando no te da derecho alguno a hacer críticas literarias... - No pensaba hacerlo, esto es más bien un cúmulo de impresiones. - ¿Eso no es uno de los tipos de crítica que mencionaba Mora? - Psh, yo solo quiero hablar de lo que he leído...


Los libros sólo tienen valor cuando conducen a la vida y le son útiles.

Hermann Hesse (1877-1962)

No basta con pensar en la muerte, sino que se debe tenerla siempre delante. Entonces la vida se hace más solemne, más importante, más fecunda y alegre.

Stefan Zweig (1881-1942)


Palabras que hablan... es un libro blanco. Sus páginas gruesas (papel offset Coral en tamaño 56x88 de 140 gr.) amarillearán con el tiempo porque así es como envejecen los libros; algunos libros incluso sangran tinta, pregunten aquí. Es, pues, un libro blanco condenado a envejecer bien con sus textos, no a la pena capital.

Alfredo Saldaña va definiendo un discurso tranquilo a lo largo de las páginas del libro. Los poemas (en prosa) ocupan apenas un suspiro en la mayoría de las hojas.
La muerte del pensamiento que Saldaña relata no es una muerte que se tema; es una conocida, esperada, asumida. Y aquel que lo (re)(d)escribe va desgranando el silencio, el frío, los hospitales, "enunciado de la conversación" al que lo aboca.

Alfredo vuelve una y otra vez al río. En sus aguas recurrentes (baño de Heráclito y Platón, condena de inmortales borgianos), se adivina un viaje y un destino. El río es aquí el camino y el fin (no va a parar a la mar) pues es en sí mismo la muerte.

Resumo este torpe intento de no-análisis en tres palabras: me ha gustado.

P.D. Gracias por tu ayuda Ana.


6 comentarios:

Talín dijo...

No fuera necesaria la advertencia: se le se supone la educación; por lo menos alguna ya conoce algunas letras y se pone a escribir.

Broma aparte, debo reconocer y reconozco (remedando a Suarez 'D. Adolfo') que no conozco a Saldaña y por lo tanto no puedo sumar nada al blog. Lo siento.

Ah, gracias por opinar en uno de mis blog. La soledad le pone a uno triste.

Isa S.B dijo...

Anotado, ahora sólo tengo que encontrarlo para adentrame en él.
Saludos y gracias por las impresiones.

Talín dijo...

Yo creo, sin embargo, que no hay que desechar esa herencia franquista: está ahí. Cada vez más. Recuerda que acaban de sentenciar a un joven republicano a 105 días de cárcel, por... poner una bandera republicana.

En cuanto a los dichos de Carrillo... ha dicho muchos... Y como su partido machacaba todas las manifestaciones de ruptura republicana... Ahora, el que fuera su partido, se ha vuelto muy republicano...

Por otra parte hay que tener memoria histórica: y en la Plaza de Oriente, el llamado rey Juan Carlos I, estaba bendiciendo, junto al dictador, los últimos asesinatos del 27 de septiembre de 1975.

Es la visión que yo tengo.

Y lo de derrocar... puede ser fuerte, pero... somos muchos los que creemos que siendo el jefe de los ejércitos, no se va a ir, por las buenas, democráticamente, por medio de las urnas y si no al tiempo.

Es otra visión de las cosas

paupablo dijo...

Lo malo de estos libros es que nunca los encuentro en las bibliotecas y en las librerías son carísimos. Y claro, uno no puede gastarse su dinero en grandes libros así...

paupablo dijo...

La plantilla la saqué de aquí:
http://doxs.blogspot.com/

Euchy dijo...

Te voy a escribir un mail tratando de aclarar el misterio.
Una amiga va para Valladolid, te voy a enviar con Moni unos chocolates, ok? un besote.♥

Corrección

Es voluntad de este blog no contribuir a la decadencia del idioma, así que si alguno de los asistentes encuentra una falta de ortografía o incorrección en los textos, por favor que hable ahora y no calle para siempre. Llámenme la atención en las correspondientes entradas.

Gracias por su visita