Día del trabajador

Esta entrada debería haber aparecido ayer... Pero comprenderán que la comida con los padres, las presentaciones extraoficiales, el sol y la feria del libro, entretienen a cualquiera.


Son las 12:33 de una mañana de jueves. Es uno de Mayo y sólo trabajan en el sector servicios algunos camareros, vigilantes y quiosqueros (seguro, por nuestra seguridad, que también policías, bomberos, enfermeras y miembros de la agencia nacional de inteligencia). En la Plaza Mayor, frente al centenario (justo) edificio consistorial, hay un equipo de música. Suenan ska, la internacional, Victor Jara (con su querida presencia) y un Alberti al galope. Aplausos encasetados a falta de que abran los supermercados para comprar algunos enlatados.

Entre las mesas de una terraza se mueve un palomo (o paloma) mendigando restos de patatas fritas desde su plumaje deprimido, callejero, desheredado y moribundo. Un hombre tostado, de aquellos que nos llaman payos por no llamarnos otras cosas, ofrece relojes a los falsos domingueros del puente. Pasa de mesa en mesa, se acerca a una pareja y duda: ambos leen al sol libros blancos que parecen nuevos, una caña a medias y un café vacío descansan en la mesa. Pasa de largo guardando silencio como la tímida paloma vieja (o palomo) que ve picotear el suelo bajo la silla de ella, junto al pie de él. También el camarero flota entre sus clientes aleteando a veces dentro de sus pantalones negros y su delantal blanco como un cuervo con pechera nueva. Pero él no respeta la calma: retira nervioso el café vacío, el último trago inacabado de cerveza, el plato con las migas de patatas, la cuenta que aún no se le ha ofrecido. Es el día del trabajo.


P.D.: Los holandeses no celebran el día del trabajo el 1 de Mayo...

3 comentarios:

Milady dijo...

Celebrar el día de trabajo, trabajando. Espero que todo vaya bien y que estés flamenco aún. Besos.

Danelí dijo...

A mí no me gustan los "días de..." (el trabajador, la madre, el padre, etc.)
a mí, me parecen puros cuentos (los mejores, claro está)

yo prefiero celebrar el día del pistacho, o el día de la metáfora,
lo simple, lo único, aunque a nadie le importe

hasta pronto!

y me pinto el pelo con rotulador dijo...

:)

Corrección

Es voluntad de este blog no contribuir a la decadencia del idioma, así que si alguno de los asistentes encuentra una falta de ortografía o incorrección en los textos, por favor que hable ahora y no calle para siempre. Llámenme la atención en las correspondientes entradas.

Gracias por su visita