Versátil.es 2008, Jueves 13 de Marzo, La mañana

Llegamos por fin al último día. Esta crónica se me está haciendo eterna.

Jueves 13 de Marzo. La mañana

11:00 Lectura de poemas: Eduardo Fraile y Fernando Beltrán

Eduardo Fraile (presentado por Javier Nespereira, de COLMO) es poeta y editor y creador de Ediciones Tansonville. Su obra se compone de los poemarios:

- Ningún otoño es amar... illo siempre, 1982.
- NOPOEMA, 1985.
- Tantalalúnala, Diputación provincial de Granada, 1987.
- Cálculo infinitesimal, Diputación provincial de Valladolid, 1992.
- Siete finales para Philip Marlowe, editorial Arcadia Expresión, 1995.
- Cuando me saluda por la calle alguien que no caigo quién es y si además es guapa, editorial P.O.E.M.A.S., 1995.
- Naked I wait, 1998.
- Deconstrucción de la rosa, editorial P.O.E.M.A.S., 1999.
- Con la posible excepción de mí mismo, editorial Tansonville, 2001.
- Teoría de la luz, editorial Difácil, 2004.
- Quién mató a Kennedy y por qué, Junta de Castilla y León, 2007.

Eduardo ilusionado e ilusionando con su lectura, recorrió los poemas de su último libro (Quién mató...) y nos obsequió con algún poema de su próxima publicación (La chica de la bolsa de peces de colores):

TAO

Tao era una marca de zapatillas (como Wamba,
que también era un rey godo, o como Keds) en nuestra infancia,
de la que fuimos expulsados por la espada
flamígera del Tiempo. Todavía
hoy decimos “unas wambas” o “unas keds”,
para referirnos a cierto tipo de calzado deportivo,
pero no unas Tao, ni los chinos siquiera.
(Parece que uno de los caracteres cuya combinación
forma la palabra Tao es Ch’o, que representa un pie dando un paso.)
Bueno, andando el tiempo
(metáfora que adquiere aquí calidad ideogramática)
nuestra curiosidad invencible nos llevaría a la lectura
y al conocimiento (si esto puede decirse)
del libro de Lao Tse:
Tao Te King. En la muralla china
de mi biblioteca debe haber unas 60 traducciones distintas,
básicamente a los idiomas que conozco, pero también al ruso,
de la editorial Progreso, de Moscú.
A veces imagino cómo se sentirá
el eco confuso del pensamiento cercano a la abstracción
y al silencio total de un filósofo chino
cuya existencia misma es un misterio, revestido de la ferocidad
del alfabeto cirilíco.
El otro de los caracteres que se funde con Ch’o es Shou:
una cabeza. Tao
tiene las posibles significaciones de Principio, Sentido,
Totalidad, Razón, Ser Absoluto... incluso Dios.
Te se puede interpretar como Virtud
y Poder, y King o Ching, según las diferentes grafías,
es Libro. No debe, pues extrañarnos
ver titulado este minúsculo
pozo insondable de sabiduría, desde el escueto “Camino”
a “Libro del origen de todas las cosas”, o “Del verdadero Dios”
o “Cómo usar el poder del pensamiento”. Inclusive perífrasis
inefables como “Disertación
referente al Justo Principio y a su Acción” han sido utilizadas
con éxito. Unas Tao. Unas Wamba.
Unas Keds de baloncesto. Qué veranos
aquéllos más llenos de luz. Pisábamos el oro
De las cortadas espigas con deleite,
derrochadores, exultantes, partícipes
de la Totalidad, como lo que éramos: como niños
que juegan a inventarse la vida,
como dioses.

(de Quién mató...)

Quién mató a Kennedy y por qué

¿Quién mató a John Fitzgerald Kennedy
y a su hermano Robert, y por qué?
La respuesta a esta pregunta es bien sencilla, clara
como un agua novísima, tersa
y desestabilizante como una piel de seda, de pétalo de rosa...
Bella como es bella la verdad.
Y la verdad tiene en este caso exactamente
el tacto
nítido de la piel de Marilyn
Monroe.
¿Como sería
acariciarla?
Aquellos dos cabrones,
que no la merecían, lo supieron con creces
y derrocharon ese conocimiento:
quiero decir que fueron ellos quines mandaron cortar
la rubia flor. Ella lo supo.
Como lo supo Joe
DiMaggio. Como lo sé yo ahora. La justicia
poética de un jugador de béisbol que se casó con ella
y la perdió. La venganza
del aún enamorado bateador: precisa
y deslumbrante.
Ordenó que cada día una rosa desnuda
fuera depositada sobre su tumba. Lentísimas
gotas de sangre, levísimas pisadas
alejándose hasta el olvido final. Y la manera de decirnos,
de confesar, durante más de veinte años que fue él...

(de Quién mató...)

Fernándo Beltrán (presentado por Leopoldo Sánchez Torre) se define como poeta y nombrador. Es Licenciado en filología hispánica, profesor del Instituto Europeo de Diseño y de la Escuela Superior de Arquitectura y fundador del estudio El Nombre de las Cosas. Su obra está compuesta por:

- Aquelarre en Madrid, Rialp, 1983, accesit Premio Adonáis; y Ediciones Vitruvio 2005.
- Ojos de Agua, El Observatorio, 1985.
- Cerrado por reformas, La Favorita, 1988.
- Gran Vía, Libertarias, 1990.
- El Gallo de Bagdad y otros poemas de guerra, Endymión, 1991.
- Amor ciego, Huerga y Fierro, 1995.
- Bar adentro, El Barco Ebrio, 1997. (segunda edición 1998, tercera edición 1999, cuarta edición 2000, todas en Diarios de Helena).
- La semana fantástica, Hiperión, 1996.
- El hombre de la calle, (Antología) Maillot Amarillo, Diputación de Granada, 2001.
- Trampas para perder, El Barco Ebrio, 2003.
- La amada invencible. 80 poemas incurables, KRK, 2006. Antología de poesía amorosa.
- El corazón no muere, Hiperión, 2006.


Fernando, con las evidentes tablas que da la experiencia, leyó poemas (elegidos la noche anterior según confesiones) del conjunto de su obra:

(Poema sin título)

La voz de los poetas,
los que aventan palabras, los que tejen la piedra,
los que avivan los grifos del incendio y se lavan los dedos
en sus llamas, los que esculpen espejos como arterias
y echan bloques de azúcar en los campos
minados de la sangre, los que sueñan cuchillos
y atraviesan el filo de las noches con un pie en la galerna
y otro quieto en el barro de las casa natales, los que llaman
a voces a los botes, y callan luego al borde del rescate
y ven cómo se aleja la ambulancia pasándoles de largo,
los que atizan cometas y hurgan calmas y confunden
las rayas de las cebras con las rayas de un tigre,
el galope de un pez con la espina de un árbol,
los que tienen siempre hambre, los saciados, los que buscan
sinfín y al fin se abocan como dientes de leche
condenados al tránsito, los que arrojan palomas
a sus pozos y arena a sus paraguas, los que no
se conforman, los pálidos la miel los contagiados,
los que nunca se rinden, los que mueren de pie bajo los cascos
de los mismos caballos que inventaron, los que arengan
al poema con sus tropas, verso a verso ordenadas
y engañan luego al mundo con sus banderas blancas,
los que imantan las brújulas de lluvia
y al calor de la herrumbre, una noche de perros
inventaron el don de las metáforas.

(de El corazón no muere)


MUJER de un sólo ojo

Partida por la cal
de una columna en medio
sólo alcanzo contigo el compromiso
de una pasión a medias.
Pero amar es así,
nunca te muevas.
Eres mi otra mitad.
Mi amor entero.


Consideración para las lecturas: Dos poetas muy diferentes entre sí que merecen igual consideración. Con Eduardo comparto los lugares comunes de Valladolid y de la plaza circular entorno a la que ambos vivimos. En cuanto a Fernando, aún sin compartir nada local, me encuentro a gusto en sus poemas y eso es más que suficiente.



12:30 Encuentro de colectivos poéticos jóvenes. Lecturas poéticas. Colectivo Hesperya (Oviedo), Colectivo Eclipse (Zaragoza), Colmo Colectivo (Valladolid).

Empezamos con retraso. 15 minutos de descanso adicionales pues se habían alargado las lecturas anteriores. Los colectiveros nerviosos como flanes y los presentadores repasando mentalmente sus próximas palabras. En la mesa: Javier Nespereira de COLMO como moderador, Alba González Sanz representando a Hesperya, Almudena Vidorreta representando a Eclipse y Cristina Abril representando a COLMO.

El colectivo Hesperya llegó a Valladolid representado por Alba González Sanz, Sofía Castañón y Héctor Gómez Navarro. Hablaron de su revista, de sus actividades, de su campus. De la necesidad de abrir espacios de expresión académica y creativa para los estudiantes. Los tres leyeron poemas propios.

Alejandría

Te llevé a su restaurante,
elegí sus platos.
Nos besamos en su parque y me obstiné
en que rasurases tu barbilla.

Caminaste por el Muro,
sin saber
que te observaba en silencio,
león cazado por una cámara de televisión,
cuando se cree en su jungla.

Funcionabas, pero no te gustaron mis zapatos;
y no fue eso lo que te hizo perder.
Sólo la sensación,
un momento al doblar una esquina,
de que no entendías la ciudad a mi lado,
como lo hacía él.

(De Alba González Sanz)


(poema sin nombre)

Hasta que no estuvo ciego
Degas no esculpió
una mujer de verdad. Las caderas
eran pequeñas y entre el pelo
no crecían semillas
de árboles frutales. Fue
con el último rayo de luz
- los colores más ciertos -
cuando supo lo falsos que eran entonces
los nombres.

(De Sofía Castañón)


(otro poema sin nombre)

Un día se levantará el viento
y caerán las primeras hojas
que ni tú ni yo vimos nacer.
Nuestras vidas sonarán como ilusiones secas
bajo los pies del tiempo,
se quedarán sin labios los besos que no dimos
y no habrá manos que dibujen con caricias
el contorno de nuestros cuerpos.

Los lugares en los que cantaba una sonrisa por cada recuerdo
tendrán un color triste de horas perdidas,
de corazones empozados,
de silencio.

En las calles, serán otros
a quienes llamen con nuestros nombres
y las mismas notas que un día amamos
vivirán
en otras canciones.

Un día se levantará el viento
y en su cuerpo infinito nos volveremos a encontrar.
Cuando todo lo que somos no sea más que recuerdo
seguiremos juntos
al recordar.

(De Héctor Gómez Navarro)

Colectivo Eclipse, representado por Almudena Vidorreta y por un Nacho Escuín escondido entre el público, llegaron a Valladolid el día antes y les agotamos. Vinieron para hablar de la revista Eclipse, de la editorial Eclipsados... De los "cazadores de eclipses" que nacen y se hacen entorno a la poesía zaragozana. Almudena leyó poemas propios y ajenos.

(Poema sin título, que yo sepa)

Tengo el pubis encharcado
y una migraña que me come viva.
No hay máscara de pestañas
suficiente para endurecer
y enderezar de una vez por todas
el pelo negro de mis ojos tristes: con tanta lágrima,
con tanto fluido vaginal,
no puedo sentirme rebelde...
Será por eso que trato de maquillarme
y será por eso que me por llorar.
Anda, pésame
aquí cincuenta y dos kilos de versoa
cumulado mayormente en las caderas.
Si me das una palmadita como a las niñas malas
es posible que eche a andar:
Ahí va una vanguardia imprevisible,
un poema flácido capaz de reponerse
y mirarse al espejo por última vez;
muslo de letras, piel de estrofa clásica,
tengo las uñas como cesuras
y aún te empeñas en recitarme...
mira que una vez analizado el poema
dicen que no hay nada más.
Tratabas de arrancarme la piel a tiras,
convertirme en un abrigo y exhibirme.
Pero no pudiste hacerlo después de todo:
una zorra no es suficiente.

(de Almudena Vidorreta Torres en Tintación)

COLMO Colectivo representado en la mesa por Cristina Abril y apoyado desde el "graderío" por todos los miembros presentes y ausentes, hacía de anfitrión del encuentro. Cristina habló del génesis inspirador (Javier García, Pedro Conde, Celia Prieto), habló de las reuniones de los miércoles (y las cañas subsiguientes), habló de las lecturas poéticas en ARVA, de las floraciones facultativas de post-its y de los proyectos (revistas, lecturas, encuentros, charlas). Después, y para no ser menos siendo más (numerosos), algunos de los "colmillos" leyeron sus propios poemas:

Leyeron:
(por estricto orden de aparición y los poemas que se han podido)

Christian Supiot: Chacal
Isabel Escudero:En tu aliento toco tus arrugas

En tu aliento toco tus arrugas,
esas que no se ven, pero que marcan.
Por tu lengua me voy toda desnuda
haciendo cuentas de tu piel cansada.
Me miras como nunca me miraste,
en cueros paseando por tu cama
no sé si quiero irme corriendo fuera
o si me quiero correr en tu mirada.
Rescate de audaces pescadores
son tus manos que miman mis entrañas:
tierno descanso para los perdidos
alambre de espino para los que hallan.
Rómpeme los mimbres con tus manos,
estos tributos de pobreza y carne,
mira que nos jugamos los abriles
de cama en cama y de tarde en tarde.

José Pablo Barragán: Hung’ twixt her, and mee
Cristina Fernández: Melancolía
José Luis Merino: Mi novia mi pez
Cristina Abril: Disfraces

Casi todos somos un par de mentiras
por lo menos,
nos vestimos, o no, de buenos ciudadanos
reciclamos, o no, papel, vidrio, plástico
lo que haga falta,
saludamos, o no, cortésmente a nuestros vecinos,
pagamos, o no, impuestos
(que maldita la gracia que nos hace)
y de tanto de querer ser no somos nadie
ni siquiera la mitad de nosotros mismos.

No hay más remedio que ser así nos dicen
y después de pensar que no tengo ni que pensármelo
me bajo del autobús
para no ser un pirao que da patadas
a los juguetes de los niños.

Gonzalo Pereletegui: A Ángel González
Marina de Luna: Reyes de los imperios...
Reyes de los imperios
reyes de los engaños
reyes de la dulzura…
hijos bastardos sangrantes como el fruto del sarmiento,
frutos del engaño y del desengaño rompiendo al mismo son.

Descubriendo las cabezas, para estrujar los sesos…

Como siempre: uno, dos, tres y volvemos a empezar.

Por que nunca ha pasado nada,
Por que nada es importante,
Sobre todo lo que hay aquí.

Desde el monte en el que no todo es orégano, sino laurel.
Desde la dureza del aluminio y el brillo de la pizarra.
Desde que todo es mentira.

Son las 6, recoge y vayámonos.
Por cierto, no te olvides de que este mes no me toca ni mirarte.

Es tu problema, tú sabes donde te has metido.

Pero ahora la que puede decir “ya lo he notado” soy yo.

Qué raro.
Realmente no querer.
Descomponer y componer con los caleidoscópicos cristales.
Pero las piezas siguen diciendo NO,
Base sólida, aún no corrompida.

Ruth Sanz: Armónicos eléctricos

Formas complicadas que no sabe cómo moldear, / le quitan las fuerzas de intramundos sin diagnóstico. / Discusiones con sus contrincantes de batalla: / gana sólo cuando le da la gana. / Le despierta el invierno que llega con retraso y lento / como un semestre de universidad americana: / excesiva y viperina, de uniformes horrorosos y lunches. / Los cables del teléfono están roídos / por cucarachas que devoran las migas del pan de su cocina. / Los reproches tendidos al sol no secan / por estar expuestos en un patio de luces de bohemia / donde las vecinas comentan, entre rulos y batas rosas, el asfixiante olor a plástico. / Sacude de arena sus calcetines restando tiempo a un argumento sin clasificar / y obviamente no recomendado para todos los públicos. / Desayuna las sobras de la cena de antesdeayer. / Hiperventila a siglo de mil años por hora / y se pinta los labios en un espejo roto de reflejos copulativos / conjugados por terceras personas de plural / absolutamente desconocidas y demacradas. / Muerte cerebral. / ¿Firmó el permiso para que desenchufaran? / Desde lejos, las millas del océano contestan. / Comienza el espectáculo.

María Casado
Alba Tardón y David Cardeñoso: Dime algo...

- Dime algo

“Israel mata a 50 palestinos en la mayor ofensiva de Gaza desde 2002”

- No, dime ALGO

“La burocracia retrasa el entierro de una mujer asesinada”

- Pero, dime

“El asesino sujetó la escopeta entre sus piernas

- Dime algo

y se pegó un tiro

- Algo

… a bocajarro”

- Anda, dímelo

“Guatemala restablece la pena de muerte”

- Algo, algo, algo

“Los abusos y malos tratos a los niños
Eran ocultados
Sis-te-má-ti-ca-men-te”

-Dime, DIME… ALGO BONITO

¿Algo bonito?

- Sí… bonito

Menú del día:
Hombre devora a hombre
Yo ayuno en ti



Consideración para una colectivización: La no-performance quedó estupendamente. Los "colectiveros extranjeros" resultaron ser estupendos (y las tapas y las cañas que nos tomamos con ellos). Hay que repetir esto... pero la próxima vez con revista propia y con algún librito publicado ("guiño guiño" a quien corresponda).

P.D.
Se pondrán más poemas de los implicados si se consiguen.

3 comentarios:

Morgana Majere dijo...

Barragán!! Viva los clásicos!!

Morgana Majere dijo...

Anda, claro que estudio clásicas B)

lucía boscà dijo...

tu blog es genial, christian.

recuerdo una lectura de fernando beltrán, paquete de klinez en mano. contó que la mujer de un solo ojo era una chica de un bar, y ese poema lo escribió en una servilleta, sentado mirando sólo lo que la columna le permitía.

un beso grande.

Corrección

Es voluntad de este blog no contribuir a la decadencia del idioma, así que si alguno de los asistentes encuentra una falta de ortografía o incorrección en los textos, por favor que hable ahora y no calle para siempre. Llámenme la atención en las correspondientes entradas.

Gracias por su visita