Práctica de composición: Cinco finales para un piano

¿Destino? ¿Precipitación? ¿Y si una misma partitura de piano pudiera tener varios finales diferentes?:

Firmó aquella declaración con líneas suaves.- Mentían todos cuando decían que lo nuestro era imposible. Yo era demasiado cobarde, decían; ella era demasiado fría; yo era demasiado blando; ella demasiado directa; yo metódico; ella visceral. Pero cuando la tuve entre las manos y apreté el gatillo respondió exactamente como debía hacerlo.

Tenía que hacer un gesto: algo romántico, original, completamente inesperado; digno del mejor guión holliwoodiano. Y el muy idiota va y se tira por la ventana junto con el piano de cola.

Sólo él sabía ya, cómo había llegado hasta aquel puente. En realidad, sólo se trataba de un niño inclinado sobre un acuario: sólo era cuestión de meter finalmente la cabeza o la mano y después todo el cuerpo. Pero esa vez, tampoco pudo hacerlo solo.

Lo último que dijo fue: dadme un minuto. Todos pensaron que se recompondría. Lenta, irremediablemente. Como siempre. No hacía falta más que esperar y dejarle un minuto para recomponerse. Eso era todo. Al fin y al cabo, el piano era lo único que importaba.

Finalmente, llevado por la inercia, abrió la puerta y se los encontró metidos hasta la cintura en su propia desesperación. Lo miraban suplicando que los ayudase pero él sólo quería comprobar lo que había perdido. Resumió que había sido poco y siguió adelante.

Me preguntaron cómo era posible tirarse con un piano de cola por la venta... Yo me imaginaba un ventanal enorme y una escena de dibujos animados. Pero piensen lo que quieran.

P.D. Estos textos también pertenecían a los trabajos de Técnicas de creación literaria.

1 comentario:

Euchy dijo...

pues, a mi se me vinieron miles de imagenes transformándose en la cabeza..

Corrección

Es voluntad de este blog no contribuir a la decadencia del idioma, así que si alguno de los asistentes encuentra una falta de ortografía o incorrección en los textos, por favor que hable ahora y no calle para siempre. Llámenme la atención en las correspondientes entradas.

Gracias por su visita